Cada uno de nosotros destina el dinero para un objetivo concreto, unos pueden pensar en la jubilación soñada, otros en comprarse una casa y algunos en el futuro de sus hijos. Sea cual sea tu objetivo, debes pensar qué hacer con tu dinero.

La manera de llegar a tu objetivo es sencilla: debes destinar parte de tus ingresos mensuales al futuro. Si después de hacer cuentas crees que con tus ingresos actuales y las previsiones de ingresos futuras no te llegará para ese objetivo a largo plazo, puedes pensar en poner a trabajar tu dinero.

Antes de lanzarte a invertir tus ahorros como un loco, investiga en qué consiste cada una de las opciones y elige la que mejor cumpla con tus expectativas. Debes estar muy seguro de en qué consiste cada una y los beneficios que obtendrás.

Métodos de inversión hay muchos, a continuación vamos a ver algunos de los más conocidos:

Capital riesgo
Consiste en financiar una empresa con un alto potencial de crecimiento a cambio de participar accionarialmente.

Este método es una manera de invertir en futuros negocios y startups nuevas. Si no quieres invertir directamente en una empresa, puedes optar por participar en entidades de capital riesgo.

Acciones o Renta Variable
Es el método más conocido de inversión, pero eso no quiere decir que sea el más sencillo. Antes de lanzarte a comprar y vender, como si del lobo del Wall Street se tratara, haz los deberes.

Una de las reglas básicas es que no se invierta el dinero que se va a necesitar en un corto periodo de tiempo. Esto es así porque aunque puedas disponer rápidamente del dinero invertido vendiendo las acciones, puede que te veas obligado a hacerlo por debajo del importe al que tú adquiriste esa acción. Recuerda que el mundo de la Bolsa es muy variable.

Bonos y Obligaciones del Estado
Otra manera de invertir tus ahorros es con los valores emitidos por el Estado a un plazo superior a 2 años. Los Bonos y Obligaciones son igual en todo salvo en los plazos, en los Bonos varía entre los 2 y los 5 años, mientras que las Obligaciones son siempre superiores a 5 años.

Estos valores se adquieren en una subasta competitiva y las ofertas han de ser de mínimo 1.000 euros y siempre múltiplos de 1.000.

Planes de ahorro
Los planes de ahorro son productos de ahorro a medio plazo pensados para la jubilación. Entre sus beneficios el que más destaca es que están exentos de impuestos.

Existen diferentes tipos que puedes escoger, por una lado los Seguro Individuales de Vida a Largo Plazo, SIALP; por otro, las Cuentas Individuales de Ahorro a Largo Plazo, CIALP.

Recuerda que solamente se puede contratar un plan de ahorro por persona, que el dinero no puede superar los 5.000 euros anuales y que el plazo de inversión es de 5 años.

Si necesitas asesoramiento sobre los planes de ahorro, nuestros agentes estarán encantados de atender tus dudas y consultas.

Los seguros de ahorro que podrás contratar con Trujillo Asociados son pólizas en las que se garantiza una rentabilidad asociada a un capital que será depositado durante un periodo de tiempo previamente establecido. Este capital inicial y los beneficios obtenidos se podrán recuperar cuando finalice ese periodo de tiempo. El titular del seguro de ahorro podrá realizar nuevas aportaciones al capital inicial hasta que finalice el tiempo establecido.

Disfruta de la mejor rentabilidad y ventajas fiscales para tus ahorros a medio y largo plazo al contratar un seguro de ahorro con Trujillo Asociados. Seguros flexibles, para diferentes etapas de la vida (ahorro infantil, jubilación) y con las mejores garantías.

Recuerda siempre que es importante fomentar el ahorro en el ámbito familiar, además de invertir parte de los ahorros para sacar cierta rentabilidad al dinero.

Un consejo, invierte a medio/largo plazo, así tu dinero te dará mayor rentabilidad.

Seguros Patrimoniales , , , , , , ,